Guía de cuidado

Cuidar de los zapatos no es una labor difícil, a continuación un par de consejos que de seguirlos podrían ayudar a aumentar el tiempo de vida de los mismos y harán que estos sigan luciendo como el primer día por mucho más tiempo:

Lo ideal es no usar el mismo par de zapatos durante dos días seguidos, los zapatos se deben usar un día sí, un día no y esto es porque hay que dejarlos reposar por un período mínimo de 24 horas.

Puede sonar tonto, pero la suela y la piel del zapato necesitan este tiempo de reposo para volver a su estado natural y evitar deformarse.

Si los zapatos tienen cordones, es importante desatarlos antes de quitárselos, forzar los zapatos para quitárselos termina deformándolos y causa daños al material.

Está demás decir que, tanto para zapatos con cordones como para zapatos sin cordones, queda prohibido pisar el talón de los zapatos tanto para quitárselos como para ponérselos.

El calzador está para usarlo, si a la hora de ponerte los zapatos tienes dificultades para hacerlo, la solución es usar el calzador, no pisar el talón.

Es importante tener y usar un par de hormas, estas son una herramienta importante en el cuidado de los zapatos, ya que ayudan a preservar la forma de los mismos.

Los zapatos nuevos tienden a ser incómodos, por esto es recomendable irlos amoldando a la forma del pie y para esto es bueno usarlos un par de horas en casa antes de salir con ellos por primera vez además de usar hormas para abrirlos.

Es importante contar con un kit de limpieza para los zapatos y este debe incluir los implementos adecuados para el cuidado de todos los colores de zapatos.Los zapatos se deben limpiar cada vez que se van a usar aunque los mismos se vean limpios, en este caso se deben cepillar para eliminar el polvo y sacarles brillo.

Kit de limpieza

Es importante entender que más que una excusa para no limpiar los zapatos, nuestro clima lluvioso es una razón más para hacerlo constantemente, ya que mantener los zapatos limpios les brinda una protección contra el agua.

Tomando en cuenta nuestro clima, las probabilidades de mojarse en la lluvia y que por consiguiente se mojen los zapatos son muy altas, en este caso es importante actuar inmediatamente y no descuidar los zapatos.

Hay varias técnicas para tratar los zapatos mojados, una de ellas es meter papel periódico en su interior, esto no solo absorbe el agua, sino que además ayuda a mantener la forma del zapato, otra técnica es colocar la horma inmediatamente, para evitar que se deformen, colocarlos de lado y dejarlos por varios días para que se sequen, en cualquier caso colocarlos cerca de una fuente de calor no es una opción, se debe evitar a toda costa.